10 ingredientes

8 porciones

45 minutos

Ingredientes

  • 2 libras de Pollo Rico.
  • 1 hoja de laurel.
  • 6 dientes de ajo enteros.
  • 6 dientes de ajo picados finamente.
  • 1 taza de vino blanco (opcional, podés reemplazarlo con mantequilla)
  • ¼ de taza de Harina de Trigo Espiga de Oro Todo Uso.
  • 1 rama de perejil fresco picado.
  • Aceite de oliva u otro aceite vegetal.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta al gusto.

Preparación

  • Prepará el Pollo Rico con sal, pimienta y las especias que deseés.
  • Mezclá una pizca de sal y otra de pimienta con la harina, y esparcí este polvo en un plato plano. A continuación rodá cada pieza de pollo sobre la mezcla, para que quede un poco crujiente al cocinarse.
  • Enseguida, calentá un sartén, agregá un poco de aceite y freí los ajos enteros, esto hará que el aceite se impregne de su sabor.
  • Cuando el ajo comience a tomar un color dorado, sacalos y reemplazalos en el sartén con las piezas de pollo.
  • Cociná las piezas de pollo por ambos lados, a fuego medio por aproximadamente 12 minutos. Una vez dorado el pollo, retiralo del sartén. Asimismo, quitá el aceite usado.
  • Luego, renová el aceite del sartén y poné a freír los 6 ajos picados finamente, dejalos dorar un poco a fuego medio, e incorporá el laurel y el perejil picado. Mezclamos todo ligeramente y posterior a ello añadí las piezas de pollo.
  • A continuación, agregá vino y dejá que el pollo se cocine unos 10 minutos más (o menos si ves que las piezas ya tienen aspecto muy cocido)
  • ¡Listo! Una vez terminado el tiempo de cocción, tenés listo tu Pollo Rico al ajillo.

Este Pollo Rico al ajillo es muy fácil de prepararse, recordá que vos podés elegir la cantidad de dientes de ajo a tu gusto.

Dato adicional: Podés conservar el aceite de la primera cocción en un frasco, para reutilizarlo en otra receta. Como se trata de aceite impregnado de ajo, le dará muchísimo gusto a lo que preparés.