6 Consejos para cocinar tu pollo

El pollo es una carne rica en proteínas, baja en grasas, versátil y muy saludable. Para poder disfrutar de este alimento con sus amplias propiedades nutricionales; es importante aprender a cocinarlo perfectamente, parece sencillo, pero en ocasiones cometemos pequeños errores de los que generalmente no nos damos cuenta.

Por eso hoy en nuestro blog, queremos contarte cuales son esos pequeños errorcitos o aspectos en los que estás fallando al momento de cocinarlo, para que podás corregir y mejorar tus habilidades ☺

1. Retirar la piel antes de cocinar: Esta es una práctica muy común, puesto que raras veces tenemos la intención de comernos la piel, pero… ¡adiviná! si lo cocinás completo, obtendrás como resultado un pollo mucho más jugoso y con sabor. Por eso aunque no vayás a comer la piel, te recomendamos mantenerla a hora de cocinar.

2. Cocinar piezas de todos los tamaños:  Lo ideal para una cocción uniforme es que todas las piezas sean más o menos del mismo tamaño para que estén listas al mismo tiempo. Si esto no se te hace posible;  podés retirar del fuego las piezas más pequeñas primero y dejar las grandes por más de tiempo.

3. Cocinar el pollo a fuego alto: ¡No lo hagás! Esto sólo conseguirá que parezca súper cocinado por el exterior pero que el interior quede crudo. Por eso es mejor que usés el fuego a temperatura media-baja y únicamente subirlo en los últimos minutos.

4. No cocinarlo suficiente tiempo: No dejés el pollo crudo por dentro, tratá de cocinarlo a la temperatura correcta. Una manera fácil de guiarnos es a través del líquido que suelta: si este es claro o transparente; está a buena temperatura, en cambio si es rosado hay que dejarlo más tiempo. Pero ojo, tampoco lo cocinés en exceso, pues puede que te quede muy seco y sin sabor.

5. Colocar muchas piezas en el sartén: ¡No sobrecargués el sartén! El sabor y la textura del pollo se pueden perder si abusás de la cantidad al cocinarlo. Es mejor que dejés espacio entre las piezas, así tendrás un pollo crujiente y dorado.

6. Servir inmediatamente después de cocinarlo: ¡Aguantate un poquito! Es aconsejable dejar reposar el pollo 5-10 minutos antes de servir para que los jugos se mezclen y el pollo quede más tierno y jugoso.

Y bien, ¿qué tal te fue? Seguro vos tenés algún otro consejo para nosotros, si es así, compartilo en los comentarios 🙌